Recogimiento y recuerdo en acampada capilla

Lunes, 14 de Diciembre de 2009 17:55
Valorice este articulo
(1 Voto)
EMOTIVA MISA POR DARIO LIZANA EMOTIVA MISA POR DARIO LIZANA
Una sentida misa a la chilena se ofició en la futura capilla del club, al conmemorarse un año del fallecimiento de nuestro querido Darío Lizana (QEPD).

Por Rafael Garetto L.

El sábado 12 recién pasado, los socios del club, invitados y la familia de Darío Lizana, se reunieron con ocasión de celebrarse una misa en recuerdo de nuestro fallecido ex presidente, cuando se cumplía exactamente un año de su partida.

El servicio fue oficiado por el sacerdote Juan Salvador Riveros de la vecina parroquia San Mateo, quien habitualmente concurre con gran disposición, cada vez que se le solicita.


Se trató de una misa a la chilena acompañada por el excelente Conjunto Folclórico Hosmil, que interpretara cánticos de alabanzas y oración acompañado de guitarras, acordeón, tormento y violín,  dando un especial tinte de chilenidad tradicional con una entrega que emocionó a muchos. Esta agrupación folclórica, a cargo de Patricio Meza, está compuesta por personal del Hospital Militar.


Este servicio religioso es el primero que se realiza donde están emplazados los pilares de la futura capilla del club y que constituyen las bases de un anhelo largamente acariciado por el propio Darío (QEPD), quien siempre manifestó su interés en concretar definitivamente esta obra.


Este sábado Darío no estaba de cuerpo presente, pero sí estaba su recuerdo, su familia y sus amigos, quienes convocados por el cariño que siempre despertó en los demás, se mantenían reunidos en torno a un sentimiento común.


La paja de trigo que aromatizaba el ambiente de aquel cálido mediodía hablaba de una cuidada improvisación con que se habilitó acampadamente el pequeño recinto. Los árboles regalaban sus sombra en rededor y mecían sus hojas en un interminable arrullar, adormeciendo las horas y las finas guías del verde parronal.


Una cruz de troncos y los gruesos durmientes que conformaban el altar eran todo indicio de que ese lugar se había preparado para orar. La gente fue llegando de a poco y sin saber cómo se juntó más de un centenar. Algunos se ubicaron en las sillas dispuestas; otros, más retirados, tascaban el recuerdo o sombreaban la memoria bajo los árboles de un costado. Más atrás, una veintena de viejos se mantuvo al agüaite, sin adentrarse demasiado para escaparle al sol. En primera fila estaba la señora de Darío (no le gusta que le digan viuda) junto a su hija y su nieto, flanqueados por el presidente y el vicepresidente del club. En la siguiente fila se ubicaba su hijo, luciendo el chamanto inconfundible de su padre, el que se echó al hombro cuando le habló a los presentes.


La familia realizó dos gestos significativos al regalarle al club el primer crucifijo (foto superior derecha) para el altar de la futura capilla, y también cuando ofreció a los presentes un recuerdo con el nombre de Darío.


Una vez finalizada la misa se ofreció a los asistentes un vino de honor en el parque circundante.


Antes de iniciarse la misa, Esmildo Pastén leyó unas sentidas palabras escritas por el ex presidente del club, Rodolfo Morales Ríos, que también se encontraba presente. El texto leído fue el siguiente:


"Estamos conmemorando 1 año desde que nos dejó un amigo, don Darío Lizana, socio de larga trayectoria en nuestro Club, y ex Presidente de la Institución.  Hombre de perfil huaso, de vida simple y mejor amigo. Franco en su hablar pausado, nunca se le encogió el poncho en los momentos difíciles que debió vivir como dirigente. Quienes tuvimos la suerte de compartir su Directorio, no olvidaremos su aplomo en las decisiones, su apoyo en los problemas y su risa y gratitud al conseguir los resultados esperados en su gestión. Ese era el hombre, pero, ¿quién era el huaso?

Como hombre de campo, siempre bien percheado, con su chamanto y sombrero llamaba la atención y desviaba las miradas de mujeres en la medialuna. Sobre su manco, llevaba las riendas de forma segura, con cierta solemnidad. Espuelas en los ijares, siempre bien montado y seguro al cabalgar. Fiel imagen del huaso, del hombre de campo en ascendencia, de quien pone su alma en lo que quiere. Amante de esta tierra y sus tradiciones, de la cueca de pañuelo bien borleado, con escobillado y zapateado. Disfrutaba del rodeo y ese entorno corralero que permite nuestra fiesta nacional, gustaba de brindar con los amigos, y celebraba con entusiasmo las atajadas de puntos buenos.

Fue precursor en mantener y sellar los contactos institucionales con otros organismos criollos, como el convenio de intercambio con la Federación Gaucha de Mendoza, acuerdo que se mantiene hasta estos días. Gran hombre, buen Presidente, mejor huaso.

Supo infundir en su descendencia el mismo cariño que él sintió por la tradición huasa y corralera. Vaya para Ud. nuestro recuerdo y el brindis venidero, que se hará con un mosto de uvas cosechadas en esta tierra que tanto amó. Agradecemos la suerte que tuvimos al conocerlo, lamentamos que ya no esté, pero la semilla sembrada en nuestros corazones, germinará con el cariño que siempre nos dio".


Por este motivo quisimos conversar con Rodolfo Morales, para que nos contara sus motivaciones y esto fue lo que nos dijo:

Don Darío Lizana fue un gran dirigente, un mejor hombre y un muy buen amigo. Yo tengo muy buenos recuerdos de él,especialmente uno que me marcó mucho, a raíz de un cacho presidencial que mi papá regaló al club, siendo yo tesorero de la Corporación. Don Darío consideró que ese acto debió haber sido un traspaso de padre a hijo y así fue que en ausencia de mi padre, porque ya había fallecido, y siendo él presidente me traspasó ese cacho para que yo lo mantuviera en custodia. Ese acto lo refleja a él como hombre, como corralero y especialmente, como amigo.

¿Qué te parece que la misa se haya realizado en este lugar?


Muy bonito, sobre todo porque yo trabajé en el directorio de don Darío, cuando él tenía pensado tener una capilla donde se pudiera recordar a los huasos que ya no estuvieran con nosotros y donde pudiera haber un momento de reflexión. Haber hecho esta pequeña muestra de lo que él quiso, es un bonito recuerdo.


Por otra parte quisimos conocer el parecer del actual presidente del club, don Alfonso Tapia.

¿Qué le pareció la misa, Presidente?


Bueno, muy emotiva e inédita para nosotros, por la participación del conjunto Hosmil, que es muy bueno. Siempre los conjuntos tiene diferentes temas para las misas a la chilena y ésta fue una novedad muy bonita que nos caló hondo y además porque el director del conjunto, don Patricio Meza, es muy amigo del club y lo fue de don Queno.


¿Se cumplió el objetivo?


Absolutamente. Se cumplió el objetivo de aunar voluntades y de recordar a don Queno en su mejor faceta de amigo, de corralero y de folclorista.


Es la primera misa que se hace entre los pilares de lo que puede ser la futura capilla del club.


Efectivamente, es la primera misa y espero que con esto quedemos motivados y logremos terminar esta capilla que ha sido el sueño de todos los socios del club, porque aparte de hacer misas, muchos desean que este lugar sea el inicio de nuestro camino a la vida eterna.

A las personas que idearon hacer aquí la misa les doy mis públicas felicitaciones, entre ellos a Héctor Rodríguez, porque mucho querían hacerlo en el picadero techado, donde hemos hecho otras misas, pero esto aquí es como más privado y más nuestro . El parque está muy bien mantenido y todo salió muy bueno y bonito, así que espero que esto sea el inicio para que terminemos la capilla.

Galeria imagenes

Buscar Contenidos del Club

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Portadas 2009