Gran despedida al año 2008

Martes, 30 de Diciembre de 2008 19:15
Valorice este articulo
(5 votos)
Como es tradicional, el Club despidió el año con una alegre cena efectuada en el casino de la Institución, a la que asistió gran cantidad de socios acompañados de familiares y amigos.

Por Rafael Garetto L.

 

Los dolorosos acontecimientos vividos en el Club durante este último mes, en que hubo que lamentar la partida de nuestro ex presidente Darío Lizana y, días después, el de la madre de nuestro director Patricio González, mantenían con la moral baja y entristecida a los integrantes de la Institución.

Quizás la prudencia y el respeto a los fallecidos recomendaba no efectuar ningún tipo de celebración al finalizar el año. No obstante, estamos ciertos que el deseo de ellos, especialmente el de Queno, hubiera sido hacer de todas formas esta cena que despedía el año 2008.  Debemos recordar que Darío se había preparado especialmente para esta ocasión, al punto que hizo un curso para sorprendernos a todos bailando por primera vez un pie de cueca, justamente en la cena de fin de año.


Con toda certeza, en cada socio estuvo presente esa noche el recuerdo de Queno, de sus bromas y de su compuesta figura. Fue el invitado especial que cada uno de nosotros llevó en su fuero interno. Él tuvo nuestra pena en su partida y nosotros lo tuvimos a él en nuestra cena. Íntimamente sentimos que aquella noche de gala Darío nos bailó su cueca.


Vayan estas palabras como breve prólogo en homenaje a Darío y a la madre de Patricio, que desde algún lugar nos observan.


Los invitados y socios comenzaron a llegar cuando el frescor de la tarde daba paso a la noche y las pequeñas antorchas encendidas indicaban alegremente el camino con su flama.


La terraza que se ubica frente al Salón de Honor y al casino poco a poco se fue poblando de damas distinguidas  y de huasos ataviados con sus mejores galas. La noche vestía de estrellas, en tanto que el murmullo de amigos paulatinamente aumentaba. La conversa amable se tornaba en risa y la tenue música se mezclaba entre copas y alguna humorada.


Luego del cóctel de bienvenida se invitó a pasar al casino donde las mesas de mantel largo, decoradas con flores y velas, esperaban a los comensales. Al ingresar, se fue entregando un pequeño sobre de regalo que contenía un CD con la cueca "Llega el Gil Letelier" interpretada por el Grupo Antología Chilena, y que fuera generosamente cedida al Club por sus autores Adriana Díaz Lizama y Antonio Cerpa Plaza.


Durante la cena se hicieron presente con su música y bailes la Agrupación Folclórica del Club, que con sendas presentaciones del grupo infantil y del grupo adultos amenizaron parte de la velada. A continuación se presentó el propio Grupo Antología Chilena.


Pero no todo fue folclore, porque el Directorio tenía reservada la entrega de tres distinciones.


La primera fue para uno de los socios más emblemáticos de la Institución, como es don Manuel Célis Vallejos, a quien se le entregó un galvano en reconocimiento a su trayectoria en el Club, a su permanente disposición y a su valiosa colaboración.     


A continuación, recibieron un galardón dos colleras que han tenido una destacada participación en el rodeo durante esta temporada, como son la de don Pablo Adasme y su hijo Pablo, y la de don Luis "Luchín" Domínguez  y don Alfredo Muñoz, todos ellos dignos representantes deportivos del Club y que han logrado una importante figuración en la competencia local.


Una vez finalizada la cena se dio comienzo a la fiesta y desde las mesas saltaron a la pista avezados bailarines que no pararon de bailar durante toda la noche. Cerca de las tres de la madrugada y cuando algunos ya emprendían la retirada, se vino el cotillón que dio nuevos bríos a los incasables cumbiancheros, los que con sus mejores pasos y contorsiones siguieron el ritmo de la festiva música.


Alrededor de las 5:30 se escuchó cantar a Topo Gigio indicando que la fiesta tocaba a su fin.  Challas, serpentinas y globos desperdigados por el piso fueron los mudos testigos de una alegre y concurrida clausura del año 2008.


Una vez más el Club Gil Letelier despedía un año y sacudía sus penas. Cansados de tanto baile sus integrantes volvían contentos a sus casas; en sus corazones moraba la alegría y en sus mentes nacía, para 2009, una esperanza.

FELIZ AÑO NUEVO..!!

Galeria imagenes

Buscar Contenidos del Club

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
  • Portadas 2008